Como decorar una habitación

Existen muchas estrategias para decorar un dormitorio. Abundan las recomendaciones de diseñadores, arquitectos e incluso las divulgadas en el Feng Shui. Sin embargo, hay cinco criterios universales para acometer la organización de una habitación. A continuación te presentamos algunos parámetros que necesitas para realizarla de forma correcta:


Decorar mi habitación

Tener claro el tipo de usuario

No es igual un cuarto matrimonial que una para niños. Tampoco, una recámara femenina que la de un varón. Por tales motivos, lo primero es considerar los usuarios.  Con esto definido, se pasa a otro nivel de decisiones; tales como como el color de las paredes, clase de mobiliario, etc.

Medidas y características físicas de la estancia

Es importante medir las tres dimensiones de la recámara: largo, ancho y altura. Con estos datos se define el tamaño de la cama y el resto del mobiliario. Igualmente, se debe constatar la ubicación de ventanas y armarios. Por ejemplo, verificar si el cuarto tiene armarios empotrados en la pared o si es necesario poner armarios tradicionales.

Colores y materiales

El siguiente paso es seleccionar los colores de las paredes y techo. Se recomiendan los tonos blancos o colores claros. Si se instala un suelo nuevo, hay que decidir entre alfombras, cerámica o madera.

En dormitorios de niños, por ejemplo, no se recomiendan suelos de ningún tipo de madera, pues son delicados y los chicos los estropean con facilidad. Asimismo tampoco se recomiendan pisos alfombrados, ya que los niños son delicados y las alergias y problemas asmáticos podrían complicarse.

Distribución del mobiliario

Como es de suponerse, el mueble principal es la cama. Ésta nunca debe arrimarse a las ventanas.  Además, en base al tamaño de la estancia se verifica si es posible agregar mesitas de noche o muebles de TV. En habitaciones reducidas, lo mejor es un televisor en pared para economizar espacio.

Accesorios para decorar una habitación

¡Listo! Casi está lista la recámara. Sin embargo, faltan accesorios según el tipo de usuario.  En un cuarto infantil funcionan los pósters de colores o de sus personajes favoritos, mientras que en uno de adultos es mejor usar cuadros con colores neutros o vistas de paisajes.

Respecto a los espejos, sucede que en una estancia femenina van encima de una peinadora. En cambio, los hombres los camuflan tras las puertas de los armarios.

Con los cinco aspectos mencionados, puedes determinar el proceso de decoración o remodelación de tu habitación. Son consejos muy sencillos y generales, pero articulan un esquema de trabajo.

Recuerda que antes de tomar cualquier decisión respecto a la habitación que se va a transformar es recomendable evaluar los aspectos antes mencionados a fin de que quedes complacido con el resultado final.

Como decorar una habitación
Valora este tutorial

Deja un comentario