Como limpiar la plata

Como limpiar la plata
Valora este tutorial

Las piezas de plata se oscurecen con facilidad, perdiendo así el resplandor tan característico de este metal. Es desagradable ver joyas, collares, anillos y demás objetos manufacturados con este material sin su debido cuidado. Por eso, si posees algún objeto de este metal que necesita limpieza, te ofrecemos algunos trucos caseros para que puedas pulirlo.


Como limpiar la plata

 

Usar un abrillantador de plata

Tan simple como visitar una ferretería y comprar un producto adecuado para la limpieza de este metal. Usualmente, la composición química de tales abrillantadores contiene bórax, potasa cáustica o zinc. Se suelen aplicar sobre la pieza en forma de pasta que luego se frota con ayuda de un paño, hasta devolver el brillo.

Este método es el más profesional, pero también es más caro que los que explicaremos a continuación.

Papel de aluminio y sal

Consiste recubrir el interior de un recipiente con el papel de aluminio, luego llenarlo de agua caliente y agregar una cucharada de sal. Se revuelve por un par de minutos y se sumergen las piezas de plata durante poco menos de un cuarto de hora.

El truco funciona gracias a que la salmuera afloja la suciedad adherida a la pieza metálica y el aluminio hace un efecto magnético atrayendo las partículas sueltas en el agua.

Pasta de dientes

La crema dental posee abrasivos que logran pulir metales como la plata. Para hacer la prueba, basta con sumergir previamente la pieza en agua y luego untarle pasta dental. De inmediato, se frota con un paño y en escaso tiempo renace el lustre metálico.

Limpiar la plata con ketchup

En este caso, no se requiere humedecer previamente el objeto y aunque parezca extraño este método funciona y de forma bastante efectiva. Basta con aplicar directamente la salsa de tomate y friccionar hasta obtener brillo. El secreto está en que el ácido de la ketchup reacciona con la plata a manera de abrasivo y hace que este metal recupere su brillo.

Bicarbonato

Se necesita mezclar bicarbonato con agua hirviendo hasta que se forme una de pasta espesa, la cual disponemos sobre las superficie de plata que deseamos pulir. Luego, con un cepillo se refriega hasta que el sucio desaparece y la refulgencia del metal vuelva a apreciarse. Este método es de los más conocidos y es de los más eficientes junto al de usar productos específicos para la limpieza de la plata.

Los objetos de plata son valiosos y forman parte de nuestro patrimonio. Es menester cuidarlos y cuidar su apariencia, pues al tornarse oscuros dejan de ser piezas elegantes para convertirse en algo poco estético. Además, es fácil mantenerlos. Solo basta seguir las indicaciones antes mencionadas para que conserven todo su brillo y distinción.

Deja un comentario